lunes, 14 de octubre de 2013

TE BAUTIZO POESÍA

Pero recuerda, díselo al oído, susurrándole tus palabras, porque ella es la mujer del silencio y puedes molestarla. No olvides que ella es la mujer de huellas amables, de ilusiones vivas, de gestos céfiros... Y hay que saber bajo qué códigos puedes dirigirte a ella. Debes hablarle de manera lisa, blanda; con mirada viva, pero que no queme; sin rayos de luz, pero que brille. No puede ser de otra manera, porque así es ella: Norte y Sur, blanco y negro, sol y sombra... TODO.


 

Hazte presente ante ella y cuéntale que la sueño, que la vivo en mi realidad íntima y que la sitúo como meta de mi esperanza. Pero... pero, por favor, ¡cuidado!, no la dañes, por lo que más quieras, díselo con un tono de voz suave y remiso, igual que habla el agua de un arroyo, como lo hace el aire cuando acaricia levemente nuestros oídos.

Anda ve, te lo pido por lo que más quieras, ve ante ella y cuéntale que es el arcano de mi corazón, la columna que sustenta mi mundo, el maravilloso secreto de mi caja de música... dile que es la sonrisa que jamás hubiera podido ni soñar. Eso sí, tómale su mano, de piel estela de buque y, por favor, sin causarle molestia, sin provocarle dolor, cuéntaselo con vocecita de nube, con palabras arañadas por el silencio...

Aunque sea lo último que te pida, incluso si tú quieres te lo suplico, pero, por favor, hazlo, acude junto a ella y dile que todos los días tallo los besos de sus labios en mi corazón, que su existencia transparente y translúcida es visible solamente a mi mirada, que me entusiasma su finura, que conozco su dureza, que adoro su delicada rareza… su tenue manera de estar viva. Pero presta mucha atención, por favor, no vayas a herirla descuidando tu voz, utiliza un timbre blando, dulce, grato; de sonido tranquilo, quieto, manso, porque ella es la mujer de seda lasa, de espuma de almíbar que se desvanece.



 
No tardes más, te lo ruego, vete con premura a su lado y hazle saber que es la mujer de quien huye la tristeza, la pena; que es la única habitante de los mundos multicromáticos y hechiceros que MHA crea, ve, imagina o tal vez sueña; que es el ser que convierte en atractivos mis estados de ánimo oscuros e indefinidos. Pero eso sí, por favor, te pido mucha prudencia, no la violentes con tu voz: háblale con una sonrisa apacible, sin sonido; dale mi mensaje con una mirada dócil, rendida, de brillo puntiagudo y fugaz, para no molestar.

No esperes un segundo más, por favor, corre ve y dile que es la mujer irreductible, la que petrifica su mirada en la única dirección tomada: mis ojos. Toma su cara entre tus manos de vilano, delicadamente algodonadas y cuéntale que es la mujer de sonrisa misteriosa y plena, pendular, como una idea que nace en el desierto y muere ahogada en la inmensidad del mar, como un suspiro que sube desde la tierra hasta el cielo. Pero te pido por lo que más quieras que extremes la precaución cuando le hables, no la contraríes con tu voz: díselo con palabras de nube, de vapor acuoso; con palabras giratorias que lleguen a ella acaracoladas y se rindan a su sentimiento; con palabras líquidas cuyo curso las expanda por todos los rincones de su corazón.

Sin demora, por favor, vete a su lado, tómale las manos y dile que la bautizo poesía.

Del aire cuelgan sacos de sueños...



 

4 comentarios:

Pilar Montero dijo...

Yo quisiera saber el motivo por el que la bautizas poesía... ¿Por su suave sonido,por su armonía en los movimientos... por la belleza?
Todo el texto suena a poesía, a mensajes ocultos, parece necesario hacer un análisis de texto, valorando las figuras y recursos literarios utilizados.

Primitivo E. Azabal dijo...

Una lectura muy sofisticada has hecho, sí señora!!
Si sigues haciendo ese gran análisis literario cuéntanos a qué conclusiones llegas.
La bauticé poesía por su delicadeza, ahí es nada!!

Raquel dijo...

Impresionante.Primitivo, ¡¡¡cada día escribes mejor!!!, tus palabras me hacen soñar, me envuelven, me transportan más allá de la vida cotidiana... y me encantaron esos sacos de sueños.Me recuerdan una instalación de la artista conceptual Ruth Rodriguez titulada "No cuelgues tus sueños"que vi en el Museo Barjola ( Gijón).Era un perchero de un aula antigua y colgados en las perchas había unas etiquetas con la palabra sueños, luego, por el suelo, yacían desperdigadas más etiquetas...te pongo el link de mi blog por si quieres ver la instalación de que te hablo http://www.elarteylaspalabras.com/2012/10/mutaciones-creativas-museo-barjola-gijon.html
La instalación de los sacos ¿de quién es?.
Creo, no obstante, Los sueños no deberían quedar suspendidos ni colgados , deberían intentar cumplirse ... solo con dejar que la ilusión por alcanzar nuestros sueños sean el motor de nuestra existencia ¡¡¡ ya vale la pena!!!(se cumplan los sueños o no).Un abrazo

Primitivo E. Azabal dijo...

Muchas gracias, Raquel. Me has puesto un comentario muy amable, te lo agradezco, así como también que me leas.
La ilusión por alcanzar nuestros sueños sí depende de nosotros, pero el que queden suspendidos en el aire o se cumplan influyen muchos más factores. Sin embargo, estoy plenamente de acuerdo contigo en que la ilusión por alcanzarlos debería ser el motor de nuestra existencia.
Muchísimas gracias, de verdad!!