miércoles, 10 de marzo de 2010

LA SONRISA

Quiero compartir con todos y todas una alegato sobre la sonrisa que me regaló mi amiga y compañera de trabajo Ana. Es cortita y preciosa. El autor no lo conozco, pero esto debe de extenderse y servirnos para aumentar nuestra competencia personal.

LA SONRISA
Una sonrisa no cuesta nada
y significa mucho.
Enriquece a los que la reciben
sin empobrecer a los que la dan.
Sólo dura un instante,
pero su recuerdo es eterno.
Y nadie es tan rico como para vivir sin ella,
ni tan pobre como para no poder regalarla.
La sonrisa crea un clima amable, hogareño,
es el signo sensible de la amistad.
Una sonrisa relaja al que está nervioso
y da coraje al que está descorazonado.
¡¡SONRÍE!!

4 comentarios:

deacuerdosyrecuerdos dijo...

No se deja de sonreir al envejecer,
se envejece cuando se deja de sonreir.
Una sonrisa es una semilla que nace en el corazon y florece en los labios... Preciosa entrada

Vera dijo...

Sencillamente precioso! A lo que yo añadiría:

Una sonrisa da reposo al cansado,
anima a los demás deprimidos.
No puede ni comprarse,
ni prestarse, ni robarse,
pues es una cosa que no tiene valor
hasta el momento en que se da.
Y si alguna vez te tropiezas con alguien que no sabe dar una sonrisa,
sé generoso, dale la tuya,
porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa
como el que no se la puede dar a los demás.
“el caminante”

Vera dijo...

Se me olvidó decirte que el autor es "Gandhí"

Noelia Torres Torres dijo...

Tengo este alegato sobre la sonrisa pinchado en el corcho de mi habitación, lo leo de vez en cuando, bueno lo leo mucho, creo que me sería imposible vivir un solo día sin sonreir y lo mejor sonreir por algo o para que alguien también sonria.
La sonrisa es la luz más potente que poseemos.